Leyes de Yijud (01)
Inadmisibilidad de la soledad de un hombre y una mujer que no están casados entre sí, en un área privada.

El que se abstiene de estar sólo con una mujer, temiendo caer en el pecado; le provoca a su alma un brillo muy especial de temor a Dios [1].
INDICE

Introducción:
Prefacio: Historia de Abshalom, el hijo de David.
¿Qué es Yijud?
¿Cual es el motivo que se prohibió tener Yijud?
¿Cual es el tiempo para traspasar por Yijud?
¿Desde que edad recae el cuidarse de Yijud?
¿Con quien es prohibido encerrarse?
¿Con quien es permitido encerrarse?
Maneras permitidas:
1. Si se encuentra su esposa con él (Ishtó Imó).
2. Si el esposo se encuentra en la ciudad (Baala Bair).
3. Yijud con muchos hombres.
4. Yijud con muchas mujeres.
5. Shomer (cuidador).
a) Niños.
b) Parientes en el lugar del Yijud.
c) Parientes dentro de la ciudad.
d) Vecinos.
6. Puerta abierta (Petaj Patuaj).
a) Puerta totalmente abierta.
b) Puerta cerrada sin llave.
c) Amistades y amigos (Libó Gas Bá).
d) Goyim, u hombres indecentes o mujeriegos.
e) El hombre le advirtió a la mujer que no tenga Yijud con alguien.
f) Ventanas.
g) Yijud en coches.
7. Misma casa, pero cuartos diferentes.
Ejemplos de la vida cotidiana:
  • Sirvienta o niñera:
  • Gente que arregla la casa (plomero, electricista, etc. o el doctor que viene a la casa).
  • Coches (parejas de novios, o la mujer con el chofer, etc.)
  • Visita al doctor.
  • Yijud dentro de oficinas o tiendas.
  • Elevador.
  • Novio y novia en la primera noche.
  • Baby Sitter.
  • Esposa del padre.
  • Emergencias.
  • Hijos adoptivos o cuidadores de niños.
    Glosario.
Introducción:
Escribe el Rambam : No se debe de enseñar temas íntimos o referente a mujeres, a tres personas juntas, ya que si uno de esos tres le hace una pregunta al Rab, los otros dos se pueden distraer del tema que estaban estudiando, y luego van a entender mal, y por cuanto que los corazones de la gente están enfocados y piensan mucho en las mujeres, cuando tengan alguna duda en el tema, van a permitir situaciones que no son permitidas.
Vemos de aquí, la severidad de este tema, y la importancia de entender la profundidad de este texto.
No hay más difícil dentro de la Torá, en todo el mundo, sino el hecho de poder separarse de las mujeres prohibidas; inclusive cuenta la Torá que cuando el pueblo de Israel recibió las leyes de alejarse de mujeres prohibidas, lloraron.
Existen dos cosas que la persona apetece en su vida: El dinero y a las mujeres.
Por eso la persona debe de ser fuerte, y vencer a su instinto malo, y siempre conducirse con santidad.
Hay que cuidarse mucho en la prohibición de Yijud, ya que puede provocar pecados de adulterio terribles.
Dijeron los Jajamim: Es muy necesario escaparse de este pecado, como si se estuviera escapando del infierno.
Los Jajamim han implantado varios bordes para no llegar a caer en errores graves o prohibiciones severas. Hay veces que los Jajamim tiene una visión, que nos dicen que no es necesario hacer bardas, como por ejemplo, no hay prohibición de encerrarse con comidas no Kosher, ya que no sospechamos que se coma esa comida; pero referente al tema de mujeres, los Jajamim implantaron una barda, que es Yijud; ya que dice el dicho"No hay quien asegure que no vaya a caer en el pecado de adulterio".
Por ese motivo, el Shuljan Aruj escribe : "es necesario alejarse mucho mucho de las mujeres"; preguntan los Jajamim: ¿por que dice mucho mucho?, la respuesta es, ya que los corazones de la gente están muy apegados a las mujeres, es necesario cuidarse mas de lo normal, para poder hacer lo necesario, que se tenga que hacer.
Así como está escrito en Pirke Abot : "muy muy humilde, debe de ser la persona"; explican los comentaristas , que por cuanto que la Mishná me dijo dos veces la palabra "muy", nos viene a decir que debemos de exagerar en esto, y alejarnos demasiado de la presunción; igualmente aplica para nuestro tema, alejarnos mucho mucho de las mujeres.
Escribe el Minjat Jinuj : Todas las bardas y separaciones que los Jajamim nos impusieron (referente a juntarse con mujeres), debemos de cumplirlas al pie de la letra; y aunque pensemos que nosotros podemos ganarle a nuestro Yetzer Hara y no vamos a pecar, no es permitido moverse absolutamente nada de lo que nos dijeron nuestros Jajamim.
Inclusive está escrito que Shelomo Hamelej, cayó en el pecado de tener muchas mujeres e inclinó su corazón a ellas.
El Jafetz Jaim da una fábula para explicarnos esto: algún sitio lleno de polvo, tierra y lodo, aunque se le llenen con muebles, pisos y techos preciosos, nunca se va a ver elegante ni bonito; igualmente, la persona que se quiera ver y sentir con santidad, debe de sacarse de él, toda la relación con mujeres extrañas a él.
Dice la Guemará : "Todo el que hace una Mitzvá, le dan el bien; si hizo la Mitzvá, le dan el bien, si no la hizo, no" y la Guemará pregunta: pero está escrito "el que se abstiene de hacer un pecado, le dan el pago como si hubiera hecho una Mitzvá" , entonces no se entiende: ¿si se quedó sentado, le pagan como si hizo Mitzvá o no? Contesta la Guemará: si es que se le presentó cometer un pecado y se abstuvo de hacerlo, le pagan como si hubiera hecho una Mitzvá, y tiene el mérito que se le presenten milagros.
Este pago de que se le presenten milagros, es debido, a que así como él cambio su naturaleza normal y se abstuvo de pecar, igualmente Hashem cambia la naturaleza normal y se le presentan milagros. Como dicen los Jajamim, si la persona va por la calle, y se le presenta una mujer mal vestida y le gana a su instinto y no la ve, es un momento de voluntad para Hashem y lo que pida la persona, se le concede.
Cuentan una historia real para completar la idea: había un hombre que conocía esta Guemará que mencionamos; un día, tuvo que viajar a Tel Aviv a comprar medicinas para si hija, que estaba en una situación crítica en el hospital; en su camino a comprar medicinas, se le presentó una mujer mal vestida, y se abstuvo de mirarla y se volteó inmediatamente; y recordó dicha mención de los Jajamim: "es un momento de voluntad para Hashem y lo que pida la persona, se le concede", sintió un apegamiento muy especial con Hashem, lloró y pidió que se cure su hija. Siguió su camino hacia la farmacia, y unos minutos antes de llegar, recibe una llamada de teléfono de su esposa muy emocionada, informándole que su hija ya había salido del hospital ya que se curó, y le explicó que hace unos minutos, de repente su hija cambió su salud y que ya no era necesaria la medicina. Este hombre levantó su mirada agradeciéndole a Hashem por el favor que le había dado.
Hoy en día, pasamos muchas situaciones que podemos enfrentarnos con esta prohibición; por eso, vamos a explicar y a analizar este tema profundizando en las leyes concernientes a nuestra vida cotidiana, y que Hashem nos ayude a lograr cumplir esta Mitzvá como se debe.
Referente al tema de Yijud, como vamos a explicar todas las leyes concernientes a nuestra vida, debemos de cuidarnos mucho.
Como cuentan una historia impresionante que pasó en el holocausto: los nazis, encerraron a muchas mujeres con muchos hombres juntos; ahí, había un hombre muy Tzadik, que quería cuidarse de no traspasar la ley de Yijud, y le preguntó a Rab Menajem Zamba que podía hacer; y le contestó que se case con una de esas mujeres y ya no traspasa por Yijud . Y así fue, se realizó la boda ahí dentro. Vemos la fuerza de la gente para querer y poder cumplir con la voluntad de Hashem.
Pasó con el Jafetz Jaim que tenía que viajar de una ciudad a otra en carreta. El problema era que en la carreta estaba sentada únicamente una mujer, y el Jafetz Jaim no quería viajar con una mujer junto a él, y decidió no viajar. Pero pensó que si él no viaja, el carretero Yehudí iba a traspasar por Yijud , por eso decidió viajar, y salvar a este Yehudí.
El Baal "Netibot Hamishpat", era un Rab muy sabio y muy conocido por sus libros famosos.
Pasó una historia con su hija que era viuda, que se iba a volver a casar. Un Goy acompañó a esta mujer a comprar ropa para su boda; a mitad de camino, llegaron amigos de él, la raptaron, la amarraron, la llevaron a casa de él, le quitaron el dinero, y la iban a quemar en el horno para que no queden huellas. De mientras, dejaron el dinero en la mesa para ver como se lo iban a repartir; de repente llegó un oficial alemán y ellos se pudieron escapar. Dejó libre a la mujer, le regresó su dinero y la acompañó a si casa. Esa noche, vino su papá el "Netibot Hamishpat" en sueño y le dijo: "quiero que sepas, que cuando supe lo que te estaba pasando, subí al cielo y pedí misericordia para ti, y no me aceptaron mi pedido, ya que traspasaste por la prohibición de Yijud con el Goy; tuve que subir mas alto en el cielo, y pedí que por el mérito de mi Torá y mis libros, te salven", de esta manera se salvó ella. La mujer cuenta esta historia y nos pide a todos que tengamos mucho cuidado de no traspasar por la prohibición de Yijud.
Cuentan sobre Rab Mordejay Yafe (el autor del libro Lebush), la historia del "por que" le estableció ese nombre a su libro "Lebush" (vestimenta). Rab Mordejay Yafe, era muy guapo en su juventud, y una mujer no judía, deseaba mucho con él. Un día, ella invitó a él a su casa, inventando que quería hacer algún negocio o algo parecido con él. Entró a su cuarto y ella cerró la puerta, encerrándose sin escapatoria. Él le pidió que lo dejara ir, y ella se negaba, a como de lugar. Rab Mordejay encontró la salida, echándose por la ventana que daba al caño; y las diez vestimentas que llevaba puestas, al caer, se mancharon y se destrozaron.
Después de este suceso, Rab Mordejay Yafe, solía rezar para que diez generaciones posteriores a él, sean feos, para no tener que llegar a estas pruebas tan difíciles.
Y por esta historia, Rab Mordejay Yafe le fijó a sus diez libros que escribió (igual que sus diez ropas que se rompieron), con el nombre "Lebushim (vestimentas).
Hubo un suceso en el tiempo de la primera guerra mundial, con un joven llamado Itzjak Levy, que estudiaba en una Yeshiba; a sus 16 años, ya era el mejor de su grupo, nadie le podía competir, era muy guapo, alto y muy apuesto hasta que le brillaba la cara. Hubo una visita a la Yeshiba, de todos los padres de los estudiantes. Al saludar el padre de Itzjak Levy a su hijo, surgió una duda muy grande a toda la gente de la Yeshiba, ya que el padre de Itzjak Levy era bajo de estatura, gordo, un tono de piel muy moreno y muy feo, y nadie pensaba que podría ser su padre. Hasta que Itzjak les contó que hace muchos años su abuelo era Rab Mordejay Yaffe, les platicó la historia, y finalizó diciéndoles que él era la generación número 11, y su padre la número 10, por eso él era tan bien parecido (como su abuelo "el Lebush") y su padre todo lo contrario.
Prefacio: Historia de Abshalom, el hijo de David.

Cuenta el profeta : en los días de David Hamelej, Abshalom, hijo de David, tenía una hermana muy guapa, llamada Tamar, y Amnón, hijo de David, se enamoró de ella apasionadamente, a tal grado que se enfermó por tanto amor; ya que Tamar era muy recatada y no salía de su casa, a Amnón no le pasaba por su mente la oportunidad de estar con ella. Amnón tenía un amigo llamado Yonadab, sobrino de David; por cierto, muy inteligente; él vio que Amnón estaba muy triste y le pregunto el motivo. Amnón le contestó que es por el hecho de que está enamorada de Tamar, y le es imposible estar con ella. Yonadab le dio un consejo: que finja estar enfermo, y cuando venga David su padre a visitarlo, que mande a traer a Tamar para que le prepare algo de comer y beber; y así pasó: Amnón fingió estar enfermo, y vino David su padre a visitarlo. Amnón le pidió a su padre que venga Tamar su hermana para que le prepare algunos buñuelos , y que ella misma se los de de comer. Vino Tamar, amasó la masa, preparó los buñuelos y los frió enfrente de Amnón. Cuando los sacó del sartén para ofrecérselos a Amnón, él se rechazó y ordenó que todas las personas que estaban ahí presentes, que salgan inmediatamente. Amnón le pidió a Tamar que entre a su cuarto, y que ella misma le de de comer; cuando ella se le acercó, él la sujetó a la fuerza, y le dijo: "hermana, acuéstate conmigo", ella le contestó: "no hermano, no me fuerces, eso no se debe hacer según las leyes del pueblo de Israel, no cometas tal infamia, ¿donde iré yo con mi deshorna?, y tu te quedarás como un villano", Amnón no le hizo caso, la forzó violentamente y se acostó con ella. Después, él sintió un odio terrible sobre ella ; un odio mayor que el amor que le había tenido, y le dijo: levántate y vete. Ella le pidió que la deje con él, pero él no quiso y la mandó hacia la calle cerrándole la puerta. Ella estaba vestida con una túnica, ya que así acostumbraban vestir las mujeres solteras; cuando la sacaron a la calle, se echó polvo a la cabeza, se rasgó la túnica, y fue gritando por el camino con las manos en la cabeza para demostrar que fue raptada. Su hermano Abshalom, le preguntó a Tamar si su hermano Amnón había estado con ella, y le dijo que no es tan grave lo que paso, tan sólo es tu hermano, le dijo, y ella quedo desolada.
Está escrito en la Guemará : que por este suceso, el Bet Din, estipuló que es prohibido encerrarse en un cuarto un hombre y una mujer.
El motivo es, por cuanto de que hay mucha privacía dentro de un cuarto encerrados, el Yetzer Hará, puede gobernar más fácil los instintos de la persona.
La Guemará menciona que el hecho de encerrarse con una mujer casada, es una prohibición literal de la Torá. La Guemará lo aprende de un versículo que no se entiende muy claramente. Dice el versículo : "Si tu hermano hijo de tu madre te seduce en secreto diciendo: vamos a servir a otros dioses.", pregunta la Guemará: ¿que diferencia hay que me diga: hijo de tu madre o hijo de tu padre?, viene la Guemará y explica el versículo: que un hijo es permitido encerrarse con su madre, y no cualquiera es permitido encerrarse con otra mujer.
En el caso que la mujer sea soltera, el Bet Din de David, implantó que es prohibido encerrarse con ella, y la prohibición es de los Jajamim. Pero hoy en día que las mujeres solteras que ya llegaron a la adolescencia, ya tienen el nombre de Nidá, va a ser prohibición de la Torá.
Igualmente, el hombre ó la mujer, tienen la prohibición de Jajamim, de encerrarse con un Goy del sexo opuesto. Si la mujer Goya, es casada, hay quien dice que es prohibición de la Torá. Si el Yehudí es Cohén, si se encierra con una mujer Goyá, es prohibición de la Torá.
Hay quien explica que la prohibición de Yijud, no está literalmente mencionada en la Torá, sino los Jajamim impusieron esta prohibición ; pero como escribimos arriba, la Guemará menciona un versículo de la Torá, y de ahí, aprenden la mayoría de los Jajamim que la prohibición de Yijud es directamente de la Torá.
Una mujer casada, el hecho de encerrarse con un Goy, es prohibido de la Torá para la mujer.

1. Shaaré Teshubá Shaar 3, 8
2.Guemará en Kidushín 81a.
3.Es necesario que esté el Shomer en el mismo cuarto, y en la misma casa con la condición de que esté abierta la puerta con acceso a que entre el Shomer.
4.Guemará en Kidushín 81a.
5.Ver el glosario para más detalles.
6.No sospechamos que se atore el elevador y no se pueda abrir, y traspasen por Yijud (Halajot Yijud de Rab Mijael Peretz Siman 31).
7.Halajot Yijud de Rab Mijael Peretz hoja 223
8.Rambam Halajot Isure Bia Perek 22 Halaja 17 - 20.
9.Bamidbar Perek 11 Halaja 10.
10.Rambam Halajot Isure Bia Perek 22 Halaja 2.
11.Shebet Haleví Halajot Nida, hoja 234.
12.Shuljan Aruj Eben Haezer Siman 21.
13.Capítulo 4 Mishná 4.
14.Rab Ovadia MiBartenura.
15.Mitzvá 188.
16.Tratado de Sanedrín 21b.
17.Shemirat Halashón Jelek 2 Perek 2.
18.Tratado de Kidushín 39b.
19.Tratado de Yoma 86b.
20.Shomer Emunim.
21.Alenu Leshabeaj Shelaj Leja hoja 293.
22.Más adelante explicaremos los detalles de estos tipos de casos.
23.Tubja Yabíu Vaetjanan hoja 239.
24.Más adelante explicaremos los detalles de estos tipos de casos.
25.Mikitbe Jafetz Jaim hoja 41.
26.Torat HaYijud hoja 166 o 90, depende la versión del libro, Leb Elihau Jojma Umusar al final del libro Ot 124.
27.Leído del folleto "Sod Siaj" 23 Tamuz 5769, Perashiyot Matot, Mase.
28.Tubja Yabiu Perashat Vayesheb
29.Shemuel 2, Capitulo 13. Vamos a explicar la historia utilizando algunas explicaciones de comentaristas como Rashí, Metzudat David, etc.
30.Precisamente le pidió buñuelos, que son fritos; y por cuanto que hay comidas fritas que no es sano comerlas frías, Amnon quiso insinuarle a David, que al momento que fría los buñuelos, inmediatamente se los coma con él y Tamar, y así, David no va a sospechar que Amnon iba a hacer nada malo con ella (Ben Yehoyadá Sanedrín 21a).
31.Ya que ella le cortó la vena principal del miembro masculino.
32.Tratado de Sanedrín 21a, 21b.
33.Vamos ir explicando todos los detalles.
34.Rashí en Sanedrín 21b.
35.Ta´z en Siman 22 Saif Katan
36.Tratado de Sanedrín 21b.
37.Debarim Perek 13, Pasuk 7.
38Aunque hay quien aprende la misma Halajá, pero del final del versículo (Pene Yehoshua, Torat Hayijud Perek 1, 15).
39.Torat Hayijud Perek 1 Nota 2.
40.Hilel y Shamai impusieron esta ley. El Prisha explica el motivo del porque no prohibió David Hamelej tener Yijud también con una Goya: ya que sólo se puede llegar a la prohibición de la Torá estando con una Yehudiá y no con alguna Goyá (aunque hay quien dice que si la Goya es casada, sí se llega a la prohibición de la Torá). Aunque hay quien dice, que no es común encerrarse con una mujer Goyá (Shaar Hayijud Saif 2 Saif Katan 5 en nombre del Ra´n).
41.Dbar Halaja Siman 1 Saif 6.
42.Ver Shut Shebet Haleví Jelek 5 Siman 201 Ot 3.
43.Rambam Halajot Isure Bia Perek 22 Halaja 2.
44.Rashí, Tosafot, Jinuj, etc.
45.Dbar Halaja Siman 1 Saif 7.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada